*** ESFUÉRZATE EN SER SALUDABLE ***

 

*** La enfermedad no se vence luchando contra ella, son muchas, sino aumentando tu nivel de salud. ***

 

Hay tres poderes capaces de revertir el deterioro orgánico:

 

1.- El hambre: Cuando comes sin hambre estás disminuyendo tu salud.

* El hambre es la necesidad de ingerir tu proteína habitual (por ejemplo carne). Hasta que no aparezca esa necesidad hay que tomar agua con sal marina sin refinar y limón; mientras se realiza ejercicio físico moderado (por ejemplo andar cuesta arriba).

 

2.- El dolor: Hay dos tipos de dolor.

2.1.- El dolor que aparece espontáneamente (por ejemplo un dolor de cabeza) nos está indicando que tus hábitos cotidianos son incorrectos. Y son esos hábitos incorrectos los que debes corregir: Alimentación, sueño, higiene, ejercicio.

2.2.-  El dolor se puede provocar; es decir podemos producir dolor según nuestras necesidades y tolerancia de cada uno.

* Mediante posturas corporales,  masaje o frotamiento de la piel podemos producir un dolor beneficioso. Este dolor desaparece inmediatamente que dejamos de realizar la acción beneficiosa; por lo que cada persona regula la intensidad y la duración.

 

3.- La fiebre:

* Es el poder más valioso y más difícil de usar.

* Es un poder que no se puede provocar; debiendo estar preparados para cuando aparezca.

* El objetivo es hacer que el propio cuerpo use la fiebre para su beneficio, por lo tanto no se deben usar sustancias químicas o métodos físicos que lo eliminen.

 

* En todo momento hay que mantener de forma correcta la hidratación, la mineralización y la nutrición. Así conseguimos que la fiebre se comporte como una reacción beneficiosa.